Aunque lentamente, la inversión privada durante este y el próximo año debiera ir recuperando dinamismo, tras la fuerte caída de -6,1% en 2014. El último Informe de Política Monetaria (Ipom) del Banco Central, si bien proyecta nuevamente una contración (-1,2%) en 2015, estima que en 2016 la formación bruta de capital fijo volverá a exhibir números azules, en todo caso modestos,  con un avance de 1,9%.

En este escenario, un informe de la Corporación de Bienes de Capital al segundo trimestre de este año proyecta que en el período 2015-2019 la inversión sumará US$ 76.894 millones -correspondientes a 1.019 proyectos privados y estatales-, lo que se traducirá en el requerimiento de 99.976 puestos de trabajo en promedio,equivalente a un aumento de 2,3% en la demanda de mano de obra respecto de lo estimado a marzo.
De acuerdo a la CBC, la mayor cantidad de empleo directo para la etapa de construcción durante el quinquenio, se produciría en la primera mitad de 2016, con 134 mil personas, proveniente de 604 proyectos que se encontrarían en construcción simultánea en esa fecha.
Empleo sectorial
Sin embargo, el reporte de la Corporación evidencia que los resultados son heterogéneos a nivel sectorial . Así, las ramas de actividad más dinámicas  en la demanda de empleo serán el sector inmobiliario, que requeriría  33.388 personas, registrando un alza de 4,8% respecto a lo calculado en marzo, y obras públicas, con 26.780 ocupaciones en promedio, anotando un incremento de 17,7%.
Una realidad distinta se observa en minería y mnergía. Ambos sectores recortaron su demanda de mano de obra a 18.731 (-9,38%) y 12.124 (-13%), respectivamente. (ver infografía).
En el sector minero, el menor nivel de empleo estará en los primeros meses de 2017, llegando a un nivel similar a fines del quinquenio, “debido a que no se contabilizan nuevas iniciativas de envergadura en el sector privado”, señala el documento de la CBC. A eso se debe sumar el impacto de la suspensión del proyecto Expansión Andina, que será reformulado, lo que hará disminuir las estimaciones de mano de obra en la última parte del quinquenio analizado, agrega.
La mayor mano de obra requerida en minería se registrará a fines de 2018, con 25.080 personas, asociada principalmente a los proyectos mineros que estarían en ejecución a la fecha: explotación sulfuros RT, Desarrollo Minera Centinela: Etapa 1 Esperanza Sur, Mina Chuquicamata Subterránea, Nuevo Nivel Mina, Explotación Recursos Norte, Reemplazo Sistema de Chancado y Proyecto Explotación Dacita.
En el sector energético, la reducción de mano de obra se explica “por la exclusión de 32 proyectos, que quedaron sin cronograma de ejecución, los más relevantes por falta de financiamiento (asociado a razones de demanda) y traspaso de activos por cambio de mandantes”, señala el análisis. Otros, por aspectos técnicos como modificaciones de diseño que sugieren una nueva presentación ambiental, abandono de trámite (desistido en SEA).
En el caso de los proyectos de Energía, su curva de empleo alcanzará un máximo en el primer trimestre de 2016, con 24.391 personas, tras el requerimiento estimado en la construcción de 101 proyectos, entre ellos: Central Termoeléctrica a Carbón Cochrane, Central Hidroeléctrica Alto Maipo- Las Lajas y Alto Maipo-Alfalfal II, y Sistema de Transmisión Mejillones-Cardones.
Regiones
Desde el punto de vista de la distribución regional, la Metropolitana es la que presenta el promedio máximo (32.225) y más alto (48.138) de requerimiento de empleo para 2015-2019. Le siguen Antofagasta con un promedio de 21.113 y un máximo de 28.848.  Por otra parte, las regiones con menor mano de obra serán Aysén con un promedio de 294 empleos y Magallanes con 1.213.
Fuente:

http://www.latercera.com/noticia/negocios/2015/09/655-649030-9-mineria-y-energia-recortan-demanda-de-mano-de-obra-para-periodo-20152019.shtml
Compartelo...Share on FacebookPrint this pageTweet about this on TwitterEmail this to someoneBuffer this page